El Ego

Los Egos no tienen nada de especial, son todos iguales: engreídos, prepotentes y cobardes. Incansables, idean misterios que desentrañar y problemas que resolver y, mientras se alimentan a base de conflictos, se niegan a aceptar las cosas sin más porque a ellos, las respuestas, nunca les satisfacen. Pero también son vulnerables y, ante la indiferencia, se vuelven pequeñitos antes de morirse de miedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.