Dejar ir…

Dejar ir…

no aferrarse a lo que ya no es,

respetar decisiones ajenas,

aceptar ser olvido,

dirigir la mirada hacia nuevos horizontes,

comprender que nada nos falta y volver a sonreír a pesar de su ausencia.

En definitiva, dejar ir para sentirnos libres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.