Podrías comenzar por ti…

¿Qué te parecería emplear el tiempo en algo importante, algo único y grandioso que nadie, salvo tú, puede hacer?

¿Qué te parecería invertirlo en ti mism@?

¡Sería divertido!

Podrías comenzar por algo sencillo, por cuidar y amar aquello que, de alguna manera, termine formando parte de ti… la comida, la bebida, pero también las compañías y conversaciones, incluyendo aquellas que mantienes contigo mism@. Sobre todo, éstas».

Buscadora de abrazos- 2016. Concepción Hernández. Ed. Oro Star Sale, SL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.