No me miró a los ojos

“No me miró a los ojos, ni me cogió de la mano. Tampoco recuerdo si sonrió, pero se puso a mi lado y comenzó a caminar. Sereno, seguro y dispuesto a permanecer en mi vida, pasara lo que pasara. Y han pasado los años, 16 para ser más exactos, y juntos seguimos caminando. Te quier”.

Concepción Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.