Mi refugio

Amo la seguridad de mi hogar, sentir el abrazo de mi refugio, ser consciente de la serenidad que en mí aumenta y de cómo crece el impulso de cuidar, consolar y calmar almas agitadas.

Ante éstas, ante las almas inquietas que buscan incansablemente me encantaría poder exclamar: ¡Todo está bien! ¡Todo está bien! ¡Soltar es la clave! ¡La Abundancia el resultado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.