¡Acéptate!

Temer a nuestras emociones es mucho más dañino que su expresión.

No puedes mentirte; quizá lo hayas olvidado pero tú, sabes que Eres lo que Piensas y que Vives tal y como Sientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.